Don Eleuterio y el Choclo…


Aquí tenemos el “panorama del agro”:
(Y la nota prometida del Choclo)

Acá vemos uno de los mejores choclos de Pago Grande

¿A qué no saben lo que pasó esta semana en el campo?
Les viá a contar.

El apio no tuvo buen sol, y hubo que regalárselo al chancherío. Pal’ apio no hay mejor cosa que el sol, y pal’ chancho no hay mejor aliado que el día nubláu.

Mesma suerte tuvo el sorgo que, aunque crece con o sin sol, anduvo medio depresivo y se nos perdió la cosecha. Aura no sirve ni pa’ los chanchos.

La última vez que les dimos a los chanchos sorgo depresivo se nos escapaban del chiquero y se nos iban pal’ rancho.

Se ve que les pega mal y les trastorna la personalidá, y usté sabe que un chancho sin personalidá es lo mesmo que un poste e’ luz sin poste.

Lo que sí, se nos vino la época e’ sembrar choclo. Y acá sí, aura vamos a adentrarnos en el tema…

Pa’ que se avispe le vamo a dar las directrices pa’ que pueda sembrar choclo en el balcón, en la maseta e’ la oficina (pegadito al pótus), o en la tieya acumulada en el monedero de la dama o en el ombligo del paisano (ésta última ya viene con abono natural incluído, un legítimo valor agregáu).

Primero busque un lugar con mucho, pero mucho, sol. Ahí párese usté.

Ahora, en donde estaba la sombra que usté dejó ponga la maseta con tieya.
(Es mejor preparar y abonar la tieya en lugar fresco).

Tonse, haga un hueco en la tieya con una cuchara especial pa’ la siembra.

Chúpese el dedo índice y métalo en el agujero de la tieya (como cuando quiere ver de ánde viene el viento) y espere.

Esto se hace pa’ saber si la semilla va a tener oxígeno sin correntada, ya que si hay correntada, puede suceder que lo que usté plante lo tenga que cosechar a varios kilómetros de distancia.

Aura, saque el dedo y ponga la semilla. No permita que se acerque el pollaje porque les encanta el máiz.

Luego tape con tieya la semilla y deje reposar 5 minutos, sin revolver, ni batir. No e’ un puchero, sino un método e’ siembra.

Discué de los 5 minutos, agregue agua hasta que rebalse y pare. Aura, fíjese si no empapó la alfombra, la impresora o algo del lugar.

Deje secar hasta el día siguiente, y ¡ni la mire! Si la mira mucho, se coíbe y ¡chau choclo!

Cuando vuelve al lugar del hecho al día siguiente, hágase el desentendido y hable en voz alta: “¡Cómo me gustaría tener una planta más coqueta!”, y piropos similares, pa’ levantarle la autoestima.

¡No se ría! Hablarle al plantaje está probado científicamente, por lo menos los científicos de Pago Grande certificaron que cuando se les habla a las plantas, de puro educadas que son, guardan silencio.

Discué, con mucho sigilo le acerca un vaso de agua. (No use gaseosa, porque la semilla se babea y se echa a perder).

Cuando vea que está a diez centímetros de ande plantó la semilla, vuelca el vaso pal’ otro láu’ intencionalmente.

Así la semilla aprende que tiene que esforzarse pa’ alcanzar el agua y empieza a hacer juerza, y juerza, hasta que le sale por abajo un brote que se va a convertir en raíz, y va a seguir hasta poder tocar la humedad de la tieya, aunque sea con la punta de los dedos de la raíz.

Paso seguido, le tira un par de lungrices.

Estas son tan escurridizas e inquietas, que le van a hacer cosquillas y va a buscar la forma de crecer pa’ zafar de tan incómoda tortura.

Tonce, espere 15 minutos más y verá su choclo crecer erguido en cualquier lugar ande lo haya plantado.

Si algo no le sale bien y el choclo no crece, quizá sea porque usté estaba más interesáu en el método de siembra que en el choclo propiamente dicho.

En ese caso, discúlpese con el pobre vegetal mirando hacia la maceta y espere otro día más.

Si no ve resultáu’, posiblemente se deba a que era un choclo muy orgulloso y no aceptó sus disculpas.

Haga lo siguiente: Dé vuelta la maceta, a lo mejor, de puro ofendido, creció pa’ abajo.

Bueno, los dejo porque dejé una semilla e’ choclo en el sitio Güeb y se me está creciendo por unos links que no son míos y me va a traer problemas.

(La empresa Norton ya me llamó la atención por la estraña aparición en sus servidores de una rara especie de remolacha con banners y una oveja con animaciones de flash en la lana).

Nos vemos pronto,

Hasta la güelta !!!

Don Eleuterio…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: