Don Eleuterio y la colimba – Lo más parecido a un gaucho…


Este fue un caso raro. Pero hay muchas cosas por las cuales hacerle juicio a algunos.

Por ejemplo: En la colimba, el soldado Pepe Draza fue sometido por orden del suboficial de turno a “aplaudir” los cardos. Fue tan hondo lo que se clavó una espina y estaba tan verde, que se le empezó a florecer por dentro.

A medida que pasó el tiempo, era más lo que se veía de cardo que lo que se veía de Pepe.

Tal es así que cuando dejó la colimba, su madre lo regaba todas las noches.

Con el correr del tiempo (y con el asesoramiento de varios vecinos y un abogado) la madre hizo la denuncia y comenzó un juicio por daños y perjuicios porque con toda razón, dijo: “Le hubieran hecho aplaudir rosas” y añadió: “ahora el jardín se me echó a perder”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: