Gauchoman ~ la leyenda es lo de menos…


Corría el mes de Diciembre de 1999. Muchos preocupados por su computadora y el problema del Y2K, otros por el fin del mundo… y Gauchoman, nuestro primer superhéroe argentino (y en castellano), vagaba en busca de saciar su sed de servicio, de ayuda al prójimo y de mate cocido.

A continuación, los acontecimientos, según se fueron dando…

GauchoMan: Señor, ¿no tendría una monedita de 25 centavos?

Transeúnte: Sí. Cómo no, Gauchoman!

GM: ¿Me reconoce?

T: Sí, hace unos meses le incendió el auto a mi tío en Cañuelas, ¿no se acuerda?

GM: ¿Cañuelas? Tuve varios incidentes similares en Cañuelas… Ah! Ahora sí, el rojo descapotado!

T: No, era verde…

GM: Ah! La coupé!

T: No, era 4 puertas.

GM: Sí, tenés razón, el grandote que no se podía estacionar en ninguna parte.

T: Ese! Que después de prenderlo fuego, mi tío casi lo mata!

GM: Sí, qué carácter irascible! Me dijo que no podía encender el auto. Le dí una mano y después de que hice un trabajo impecable me corrió como diez cuadras.

T: ¡Pero él quería encender el motor y usted le prendió fuego al coche!

GM: Y bueno, no me gustan las cosas a medias. Porque en realidad empecé encendiendo el motor, pero después me entusiasmé.

T: Y ¿cómo logró escapar de mi tío?

GM: Un superhéroe nunca revela sus salvoconductos. Esteeee…. ¿Me vas a dar los 25 centavos, Sí o No?

T: Sí, tome.

GM: Gracias. ¿No sabés dónde hay un locutorio por acá?

T: Sí. Siga derecho y en la peatonal dobla a la izquierda dos cuadras, justo en la esquina hay uno. ¡No se puede perder!

GM: Gracias che! (Simpático el sobrino de aquel loco…) ¿Cómo me dijo? Voy dos cuadras derecho y doblo hasta la esquina de la peatonal, ¡no me puedo perder!

(pasos, ruido de calle ó avenida, bocinazos, pasos…)

GM: Debe ser acá. No hay cartel pero creo que es acá.

Mozo: Buen día señor, tome asiento!

GM: Qué modernos son estos locutorios…

M: ¿Qué se va a servir?

GM: Una cabina, tengo que llamar urgente a mi mujer.

M: Sus problemas conyujales los deja afuera, ¡ala! Hoy no tenemos cabina, señor, pero tenemos una paella a la española…

GM: No me importa lo que tenga para ella, y tampoco me importa que quiera llamar a la española… Yo quiero una cabina para mí, para llamar a la Tana.

M: Juro que no le entiendo, a lo mejor el señor desea la carta.

GM: ¿Tá loco? ¡Si no me reporto en 10 minutos soy superhéroe venido a menos! ¡Mire si voy a ponerme a escribir una carta!

M: Ustedes los del corso, siempre los mismos bromistas, puro palabrerío para confundirme y luego se van sin pagar… ¡ala! ¡fuera! ¡vamos!

GM: Pero…

M: ¡Fuera he dicho!

GM: Al final estos locutorios siempre iguales, pura pinta por fuera… pero el servicio…. Uy! ¡Allá hay un público con monedas!

(llama y dá ocupado)

(reintenta y dá ocupado)

GM: ¿Qué pasa? Voy a intentar con el número secreto 0-800-444 TANA…

(ocupado…)

GM: Ya sé! 0800-333-GAUCHOMAN

(comienza a llamar, y atiende el contestador del Centro Interestelar de Esposas de Superhéroes …)

Mensaje 1: ¡Hola! Habla Gauchoman! Quería decirle a la Tana que ya salí para allá, no me pude comunicar antes… Aprovecho para pedirles un tema de Yuri.

Mensaje 2: Sí, habla la Tana. Quería dejarle un mensaje a Gauchoman, si estás por ahí prendé el celular, que para eso te lo compré… Ah! Y por favor, pongan cualquier tema, menos de Yuri.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: