Alertando a los ingenuos.


Es repetitivo en muchos casos el escuchar las palabras “al pastor no se lo juzga” como persona considerada intocable.

En algunos de los mensajes que he publicado en este sitio, mencioné citas de la palabra del Señor en donde están descritas muchas exhortaciones a quienes tienen en sus manos el ministerio de guiar a otros en la senda de la fe.

En la biblia está todo escrito. No es necesario buscar en otro lugar. La palabra del Señor dice: “Muchos son los llamados, mas pocos los escogidos”.

El mucho ruido puede darnos a conocer una congregación numerosa, pero eso no debe engañarnos… La cantidad de una congregación no convierte a sus integrantes en santos, como tampoco su nivel económico.

Se escucha desde hace tiempo que el Señor a Sus hijos los bendice económicamente y los prospera. Hasta se ha enseñado que cuanto más fiel es un hermano en sus donaciones, tanto más el Señor lo bendice económicamente. Esto no guarda relación alguna con el Espíritu de Dios. Lo que el Señor nos promete es una bendición espiritual. No en todos los casos está garantizada una relación “dinero=más dinero” al estilo de los juegos de casino y tragamonedas. El Señor no es amigo del juego.

Por otra parte, jamás el Señor llevará nuestras vidas a la dependencia decadente del dinero y la codicia por las cosas materiales !!!

Está visto que muchos de los que dicen servir al Señor, no tolerarían ni un solo día durmiendo a la intemperie, abrigándose con despojos o alimentándose de las sobras.
Muchos están demasiado cómodos en sus adornos y atavíos esplendorosos.

El Señor conoce sus corazones…

Esto que escribo no es para despertar la envidia hacia estos hermanos, sino para poner en alerta a los que (ingenuamente) caen en sus garras, quienes por error comienzan a creer que ESO es el evangelio de Cristo.

Nada puede estar más apartado de la verdad !!!

Será necesario corregir lo posible, y continuar caminando con el Señor en busca de dar a conocer, a todo aquel que nos rodea, el amor, la vida y la gracia inmerecida que el Señor tiene para todos los que a Él se acercan con corazón sincero.

Le recomiendo leer con los ojos abiertos la palabra del Señor. Orando al Señor para que Él se revele en aquellos aspectos en los cuales ha sido engañado por años en los templos evangélicos.

El evangelio sigue siendo el mismo. Jesús sigue teniendo el mismo poder. Pero muchos de los que antes podrían jurar que daban la vida por el Señor, hoy lo han negado más de tres veces…

Como cualquier hermano que ha caído en un error, estos ministros están a tiempo de reflexionar y volver al camino verdadero. Mientras tanto, habrá que alertar a los ingenuos que no toleren el engaño que se intenta sembrar en sus vidas y que eviten beber las aguas amargas que conducen al error.

La palabra del Señor es la regla más segura para seguir como parámetro. Pero es necesario quitarse muchas enseñanzas erróneas de la cabeza y releer muchos pasajes otra vez, para conocer qué es realmente lo que el Señor nos quiere decir a través de ellos.

Caminar con el Señor no es fácil, hermanos. Jesús no nos prometió que sería fácil. Pero es indudablemente hermoso !!!

Esta etapa de la iglesia que nos toca vivir es parte de lo que Jesús mismo nos advirtió tantas veces. Sólo debemos abrir los ojos, tener listo el aceite y velar !!!!

Un abrazo y que el Señor les bendiga !!!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: