¿Mensaje de éxito?


Este es un claro ejemplo de cómo se manipula la palabra de Dios para hacerle decir lo que a uno se le antoja. No existe revelación del Espíritu Santo en este caso, sino un claro intento de hacerle decir a la Biblia lo que NO DICE.

¿Por qué leo estos mensajes? Bueno, porque sé que son “exitistas” (animan al cierto tipo de “éxito”) y que poco tienen que ver con la palabra de Dios y con el plan de Dios para el cristiano. Y los leo, para poder informar a quienes los leen de sus errores de base. Error en el cual un líder, que se dice estudioso de la Palabra, no debería incurrir.

El mensaje es el siguiente (agrego mi respuesta a tal mensaje al final).

“Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?”. Lucas 13.7

La higuera estéril causa dos consecuencias negativas. La primera es que no da fruto, la segunda es que ocupa un espacio sin dejar lugar a otra higuera que sea fructífera.

Revisá la viña de tu vida y, en cada higuera que tenés plantada, fijate si está dando fruto:

*Actividades* que no dan fruto y, además, ocupan tiempo que podría ser utilizado en otras que sean productivas.

*Dinero* que utilizamos en cosas improductivas y que, por otra   parte, nos falta para cosas que sí producirían buenos resultados en nosotros.

*Clientes* que no compran y, además, no nos permiten atender a otros buenos clientes que sí comprarían.

*Tiempo* que dedicamos a cosas estériles y que, después, nos falta para el descanso, el estudio, la vida devocional o el servicio al Señor.

*Relaciones* que son improductivas y que, además, nos dejan sin tiempo para relaciones que sí enriquecerían nuestra vida.

No te olvides que por cada cosa a la que decís que sí, automáticamente hay otra a la que le estás diciendo que no. Y por cada peso que gastás en algo, automáticamente dejás de tenerlo para utilizarlo en otra cosa.

Recordá que la higuera estéril no solo no da fruto sino que también impide que en su lugar haya otra que produzca fruto en abundancia.

Detectá higueras estériles, tomá conciencia del espacio que ocupan en tu vida y dedicate a cortarlas para poder disponer de espacio para plantar otras higueras productivas en su lugar.

Yo bendigo tu vida para que puedas definir las higueras que deben ser cortadas y para que puedas actuar en consecuencia, liberando espacio para plantar, en su lugar, higueras productivas.

MI RESPUESTA A ESTE MENSAJE FUE ASI:

Pastor, es una pena que interprete este pasaje a medias.

Precisamente la actitud del cristiano debe ser la de interceder por estos obstáculos(higueras estériles) para que den fruto, tal como se describe en los versículos 8 y 9!

“Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone. Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.”

Note que quien desea cortar la higuera es el Señor y el viñador le ruega por otra oportunidad.

Y sólo si luego de trabajar en ello, no diera fruto, el Señor cortaría la higuera: “Y si no, la cortarás después.” No la cortaría el viñador, sino el Señor.

Creo que el Señor en este pasaje está probando el corazón del viñador para ver si tiene fe en que algo puede cambiar en esa higuera. Y nos anima a tener la misma esperanza, orando sin cesar por aquellas cosas que otros ya dan por perdidas.

Dios bendiga su vida!

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: