Twitter al máximo.


Aprovechando las herramientas que internet nos ofrece.

Hace algunos años atrás, cuando se comenzó a hablar de los blogs personales (en algunas latitudes se los llamó “bitácoras”) nadie imaginó la trascendencia que tendrían en el flujo de información, interactividad entre usuarios de internet y desarrollo de herramientas para sacar provecho de esta nueva forma de expresarse.

El efecto es notable, ya que los blogs fueron criticados y menospreciados por muchos. Entre ellos, la gran mayoría hoy tiene su propio blog y saca de él algún provecho (no necesariamente económico).

Con Twitter ocurre algo similar, aunque el cambio fue mucho más rápido. Hace dos años, los críticos de este nuevo servicio consideraron que no llegaría lejos un servicio tan escaso, ya que se destaca por permitir que sus usuarios escriban lo que desean decir en líneas de no más de 140 caracteres.

Como sucedió con los blogs, se equivocaron. Jamás imaginaron la bienvenida que se le dio a este servicio entre los usuarios de internet, y mucho menos imaginaron la cantidad de herramientas de terceros que surgieron para potenciar la capacidad de comunicación y convertirlo en uno de los más útiles servicios on-line para gente que requiere estar conectada e informada.

Los críticos cometieron el mismo error que con los blogs. Los mismos que hoy, siguiendo la misma lógica, tienen su propia cuenta en Twitter. Su opinión negativa cambió por el asombro que les provocó el crecimiento de esta nueva herramienta.

La fiebre de utilizar Twitter comenzó hace unos cuantos meses. Yo tardé bastante en ingresar a este mundo, tal como tardé en ingresar al mundo de los blogs y posteriormente al mundo de Facebook. Solía emparentarme con la idea original de los críticos negativos. Espero no hacer lo mismo en el futuro con otras herramientas. De hecho, gracias a la popularidad de Facebook y su poder de comunicación, he podido reencontrarme con una veintena de amigos y amigas que fueron compañeros de mi curso de educación primaria hace más de 30 años (¡Ups! Se me escapó un dato que delata mi edad!).

El uso profesional de Twitter.

Lo cierto de Twitter es que nació como un “juguete novedoso para adolescentes” y era extraño pensar en un uso profesional de Twitter. Sin embargo el potencial de las herramientas accesorias casi no tiene límites y se van agregando nuevas a cada momento. Estos pequeños programitas pueden “sumarse” gracias a su bien elaborada interfaz para aplicaciones (API).

Muchas de las que menciono en esta nota no son utilizadas por mí, pero las comento porque nunca se sabe quién leerá estas líneas y el provecho que sacará de ellas.

Este servicio de MicroBlogging permite a sus usuarios enviar textos con una longitud máxima de 140 caracteres, por diversas vías: por SMS, por mensajería instantánea, desde Twitter, desde Facebook o mediante aplicaciones desarrolladas por programadores externos que permiten la comunicación con el sitio.

Una de las más sonoras críticas contra Twitter es que hay una inmensa cantidad de mensajes que podrían considerarse irrelevantes. Pero, aún de esa masa de información aparentemente inútil, es posible extraer algún provecho. Sólo es necesario conocer las herramientas que nos permitirán aprovechar esa información, cuando la podamos procesar de un modo más ordenado.

También podemos identificar las tendencias de las conversaciones que se están desarrollando en Twitter. Esto es posible gracias al uso de palabras clave (llamadas “hashtags”) que describiremos mejor más adelante en este mismo artículo.

En la actualidad, muchos profesionales de noticias y otros rubros publican sus novedades por este medio. Por lo tanto, es posible enterarnos de las noticias más actuales al instante en que se suceden los hechos, o también saber qué personas se encuentran en algún evento importante en un momento dado, o qué tipo de temas son los más abordados, entre mucha otra información que el ingenio y la necesidad sabrán aprovechar para sacar ventaja de esta herramienta.

Un dato importante es que es posible publicar contenido desde dispositivos móviles. Existen diversos clientes de Twitter que podrán ejecutar en las plataformas y sistemas operativos de sus propios equipos de telefonía celular o Handhelds (PDA).

Manejando la información.

Un modo de identificar el mensaje que estamos publicando en Twitter es agregándole una etiqueta “hashtag” que consiste en escribir el símbolo numeral ( # ) seguido de una palabra que distinga el contenido, por ejemplo: #gripe , #barcos , #windows , etc. Es posible incluir varias etiquetas en un mismo mensaje separadas por espacios y siempre que no nos exedamos de los 140 caracteres permitidos por Twitter para cada mensaje.

Existen sitios que se encargan de buscar las etiquetas más populares publicadas por los Twiteros y en los que podremos encontrar diversas tendencias de conversaciones clasificadas por estas “hashtags”. (http://twemes.com/, http://hashtags.org/, http://wthashtag.com/).

Hay un modo de “reenviar” un mensaje en Twitter y consiste en poner el prefijo “RT” (sin comillas) antes del mensaje que copiaremos. En el sitio http://www.retweetist.com/ tenemos una excelente guía de los mensajes más repetidos por los usuarios, con lo que podremos tener idea de cuáles temas pegan más en Twitter.

A diferencia de los sitios que realizan búsquedas en base a las hashtags, http://tweetmeme.com/ propone una búsqueda relacionada a los links más compartidos en twitter, con lo que iremos conociendo el interés de los distintos usuarios de acuerdo a las páginas que más son visitadas.

Herramientas para aprovechar Twitter al máximo:

1. Twittershare (http://www.twittershare.com/): Envío de archivos.

2. Twitter feed (http://twitterfeed.com/): Herramienta para colocar el feed de tu blog, para que aparezcan las entradas que publicas en tu blog, directamente en tu cuenta de Twitter.

3. TwitBox (http://twitbox.uptodown.com/): Administra varias cuentas de Twitter desde tu PC, bastante bueno.

4. Twitter Stats (http://www.twitterstats.net/): Ingresa tu email y twitter username, para saber las estadísticas de tu cuenta.

5. TwitDom (http://twitdom.com/): Página con excelentes programas para Twitter.

6. Twapper: Interface WAP para Twitter.

7. Post to Twitter: Plugin para firefox.

8. Twitter Fox: Plugin para Firefox.

9. Simple Twitter: Plugin para WordPress que despliega actualizaciones de su blog.

10. Twitter Tools: Plugin para WordPress que permite actualizar historiales de Tweet, su Status en Twitter y otras funciones que pueden ser ag
regadas desde el blog.

11. Twitgit: Widget para WordPress.

12. Twittes: Web que reúne todas los enlaces que hablan de Twitter

13. Twitxr: Comparte fotos desde el celular.

14. Twadget: Gadget para Window vista, que muestra las ultimas actualizaciones de twitter y permite realizar entradas a twitter.

15. Autotwit: Servicio de mensajes predeterminados para situaciones de urgencia o pereza.

16. Twitter Timer: Recordatorio de Twitter.

17. Twitzer: Te permite escribir más de los 140 caracteres que permite Twitter.

18. TwitterTroll: Buscador

19. Twitterholic: Rank del top 100 más seguido en twitter.

20. TweetVolume: Buscador de palabras más usadas por los usuarios de Twitter.

21. John Doe: Sé anónimo en Twitter.

22. TwitDir: Consigue a esa persona, palabra o lo que desees buscar.

23. Twitter Fan Wiki: Lista de todas las aplicaciones y herramientas realizadas para Twitter.

24. Twitterrific: interfaz sencilla para publicar y ver lo que tus amigos han escrito sin tener que abrir el navegador. Los “replies” y los mensajes
directos aparecen con otro color. (Para sistema operativo Mac OS X).

25. Twitteroo: Parecido al mencionado antes -Twitterrific- pero en Windows.

26. Mobile Twitter: Cliente bastante básico que funciona en prácticamente cualquier dispositivo móvil sin importar qué tan antiguo o nuevo es el navegador. Está obviamente pensado para pantallas pequeñas de teléfonos móviles pero esa es justamente su gran ventaja frente a otros clientes móviles: es excesivamente rápido, y te permite ver lo antes posible lo que escriben tus amigos y publicar desde cualquier parte. Ya que es tan simple no consume practicamente nada de ancho de banda lo cual puede ser un gran alivio para quienes no tienen tarifas planas de conexión a internet en sus móviles.

27. Terraminds Twitter Search: El mejor buscador de mensajes de Twitter hasta el momento. Busca aún en conversaciones pasadas.

28. Twitter Track: Te permite recibir notificaciones de palabras claves en tu teléfono móvil o por medio de mensajería instantánea. Por ejemplo si haces un track de la palabra “huracán” cada vez que alguien escriba un twitt con la palabra “huracán” recibirás una notificación. Puedes agregar tracks de todas las palabras clave que quieras. Sólo notifica mensajes próximos a la creación del track, no busca en el historial de mensajes ya publicados anteriormente (para mensajes previos utilizar el “Terraminds Twitter Search” mencionado antes).

29. Twittervision: ¿Cómo visualizar lo que “todo el mundo” publica en Twitter? probablemente tomándolo literal y viendo en tiempo real un mapa (valga la redundancia) del mundo donde las actualizaciones aparecen basadas en la posición geográfica de quien lo escribe. Puede ser especialmente adictivo.

30. Yoh!: Durante el día probablemente encuentres webs, videos o cualquier cosa en internet que crees que le puede gustar a tus seguidores, el problema es que los URLs pueden ser especialmente largos, Yoh! es un servicio de redirección que acorta direcciones para que no te quedes sin caracteres en tus twitts. También está http://bit.ly y existen muchos más, sólo que bit.ly te ofrece estadísticas sobre las veces que otros usuarios han hecho clic sobre tus vínculos.

31. True Twit (http://truetwit.com): Permite validar nuevos contactos y evitar SPAM.

32. TwitPic (http://twitpic.com/): Permite compartir fotos.

Configurando Correo Yahoo! en Outlook Express.


Es probable que existan diferencias entre los servidores de Yahoo! en los diferentes países. Por lo tanto, estos valores de puertos y demás, son los correspondientes en la actualidad (Agosto de 2009) al servidor de Yahoo! en Argentina.

En el caso de que no sea una cuenta “.com.ar”, deberías entrar en tu cuenta Yahoo! y consultar en las “Opciones” del Correo Yahoo!, dentro de la opción “Acceso POP y reenvío”. (Puede estar escrito en otras palabras en los demás países).

El modo es, ingresar los datos de Yahoo! como una nueva cuenta en Outlook y configurar todos los parámetros.

Entramos en el Menú “Herramientas”, elegimos la opción “Cuentas”, abrimos la solapa “Correo”, presionamos el botón “Agregar” y optamos por “Correo…”.

En donde dice: “Nombre para mostrar” sólo elegimos el nombre que las demás personas verán en el campo “De:” (que indica quién ha enviado el mensaje) cada vez que reciban un correo de esta cuenta que estamos configurando. Por ejemplo: “Ronald”.

Pulsamos el botón “Siguiente”.

En esta otra ventana, debemos ingresar nuestra dirección de correo completa, ejemplo: “ronald882588ronald@yahoo.com.ar” sin las comillas y hacemos click en “Siguiente”.

En esta ventana, tendremos que agregar estos datos que son indispensables para poder enviar y recibir correos desde Outlook Express.

Estos datos, los ofrece Yahoo! desde el vínculo a las “Opciones” que se encuentra en la página de Correo de Yahoo!.

Suelen ser datos así:

En donde nos pide información del servidor de correo entrante (POP3) debemos ingresar: “pop.mail.yahoo.com.ar” sin las comillas.

En donde nos pide información del servidor de correo saliente (SMTP) debemos ingresar: “smtp.mail.yahoo.com.ar” sin las comillas.

Damos click en “Siguiente”.

En la pantalla que sigue debemos ingresar la dirección de correo electrónico completa : “ronald882588ronald@yahoo.com.ar” sin las comillas y la contraseña, por ejemplo: “elmonasterio317” sin las comillas.

Hacemos clic en “Finalizar”, PERO SIN SALIR DE LA VENTANA “CUENTAS” y luego, desde la lista de direcciones de correo, seleccionamos la de Yahoo! recién ingresada y hacemos click en el botón “Propiedades”.

En la solapa “Servidores” marcamos la opción “Mi servidor requiere autenticación” y hacemos un click en el botón “Configuración” que está al lado de esta opción, y elegimos “Usar misma configuración que el servidor de correo entrante” (Generalmente, ya está seleccionada por defecto, pero siempre es bueno ser precabidos…)

Aceptamos, y SIN SALIR DE LA VENTANA DE PROPIEDADES DE LA CUENTA hacemos un click en la solapa “Opciones Avanzadas”.

En donde dice: “Números de puerto del servidor” ponemos estos valores:

En “Correo saliente (SMTP)” ponemos “995” sin las comillas y tildamos la opción que está inmediatamente debajo, que dice: “El servidor requiere una conexión segura (SSL)”.

En Correo entrante (POP)” ponemos “465” sin las comillas y también tildamos la opción que está debajo, que dice: “El servidor requiere una conexión segura (SSL)”.

Hacemos un click en “Aplicar”, luego en “Aceptar”. También clickeamos en la ventana Cuentas en el botón “Cerrar” y ya podríamos utilizar Yahoo! sin problemas en nuestro Outlook Express.

Espero que les haya sido útil…

Prueba de entrada desde BlogDesk


Amigos, en este post, sólo intento probar mi nueva adquisición, (que comparto con ustedes) y que consiste en un editor instalable en mi PC para escribir y subir los mensajes directamente al sitio de WordPress.

En esta ocasión lo he logrado, (como pueden apreciar).

blogdesk

Participa del Nuevo FORO !!!


Hola !

Hemos instalado un nuevo Foro en MensajeDeFuego.Org, para que participes desde allí con tus aportes y comentarios.

La dirección de acceso al foro es: www.mensajedefuego.org/foro/

Para ello, debes registrarte como usuario en:
REGISTRO DE NUEVO USUARIO

Luego, todo dependerá de tu deseo de formar parte en este proyecto.

Que Dios te bendiga !

Raimundo Baravaglio
www.mensajedefuego.org

..

Nombres interesantes


La mayoría de estos nombres han sido recogidos por Fanny Rosa D’Agostino, quien trabajara en el Instituto Geográfico Militar. El mismo lugar en donde trabajó mi padre como fotógrafo civil y en el mismo en el que yo realicé el servicio militar (en aquellos años “obligatorio”, año 1983).

Los extraños destinos de esta vida, me llevaron a conocerla hace poco y conversando sobre los orígenes de los nombres y las peculiaridades y rarezas de algunos de ellos, concluímos en uno que nos era común (a pesar de ser de los más “difíciles”). Se trataba nada más ni nada menos que de “Agapito Serapio” un Suboficial del ejército en aquellos años, que guardaba la sala de armas del instituto. Compartimos algunas experiencias que tuvimos en común con él y reímos al comprender la verdad popular una vez más expuesta ante nuestros ojos: El mundo es un pañuelo.

La mayoría de ellos, decía, me han sido entregados por Fanny en dos extensos listados que he transcripto aquí, excepto dos (excepcionalmente extraños) que me entregó Nancy Dening y que corresponden a dos de sus familiares. A Nancy, la he conocido por motivos de trabajo en otra localidad (Tortuguitas) y fue a colación de un comentario que yo estaba haciendo sobre (precisamente) Agapito Serapio, que me confió los nombres de “Ranulfa” (su tía) y “Glodionildo” (esposo de Ranulfa).

No incluye el presente listado a TOOOOOOODOS los nombres existentes… No! Sólo aquellos que me han llamado la atención, habiendo sido un acérrimo coleccionista de nombres extraños o poco comunes, y habiendo encontrado en la Sra. Fanny a otra persona que cultivaba las mismas manías.

Aquí van, aunque no tienen mucho que ver con el tópico de este blog, pero van…

LISTADO EN ORDEN ALFABETICO ASCENDENTE:
Aarón, Abel, Abelardo, Abigail, Abraham, Abril, Acacio, Ada, Adalberto, Adán, Adela, Adelfo, Adelina, Adonis, Adoquio, Adrián, Agapito, Agata, Agueda, Aída, Ailén, Ailín, Aimé, Aixa, Alada, Alaida, Alan, Alana, Alba, Albana, Albertina, Albina, Alcides, Alcinea, Alcira, Aldana, Alegre, Alegría, Alejandrina, Alejo, Alelí, Alexia, Alexis, Alfonsa, Alfonsina, Alí, Alida, Alita, Alma, Almario, Almira, Alondra, Alonso, Altemar, Alterio, Alvaro, Amadeo, Amado, Amador, Amalberto, Amancay, Amancio, Amapola, Amarilis, Amaro, Ambrosio, Américo, Amilcar, Amneris, Amorina, Anabella, Anacleto, Anahí, Analí, Ananías, Anastacio, Anastasia, Anatole, Anatolia, Anca, Andrómaca, Anémona, Angelina, Aniceto, Anthony, Antigona, Antonella, Antonieta, Antonino, Anuciata, Aparicio, Apolo, Arabella, Araceli, Arcenio, Argemina, Argentina, Argimio, Ariadna, Ariel, Arístides, Aristóbulo, Armel, Armonía, Arnaldo, Arriano, Arsenio, Artemisa, Arturo, Asteurio, Astrid, Asunción, Asunta, Atenor, Atilio, Augusta, Aurea, Aurelia, Aurora, Avelino, Axel, Aylén, Aylín, Aymé, Aymín, Azucena, Azulina, Balbina, Baltaz, Baltazar, Bambina, Bárbara, Bartolo, Bartolomé, Basilio, Batista, Bautista, Bedelia, Belarmino, Belén, Belinda, Belisario, Ben, Benardette, Benedetto, Benedice, Benigno, Benito, Benjamín, Berenice, Berna, Bernabé, Bernardino, Bernardo, Berta, Bertoldo, Betania, Betiana, Betsabé, Bettina, Bienvenida, Blas, Brenda, Bretania, Brian, Bricio, Brígida, Brisa, Brunilda, Bruno, Buenaventura, Cachirla, Calandria, Calderón, Calixto, Camelia, Camila, Canai, Candela, Candelaria, Cándida, Canela, Canuto, Caprasio, Caridad, Carina, Carmelo, Carmiña, Carol, Carola, Carolina, Carucha, Casandra, Casiana, Casilda, Casimiro, Caterina, Cátulo, Cayetano, Cayo, Cecilia, Cecundino, Cedric, Ceferino, Celeste, Celestina, Celia, Celinda, Celine, Celmira, Celso, Cesáreo, Cesarino, Cevero, Channel, Chantal, Charlene, Chavela, Chela, Chelsea, China, Cicerón, Cid, Cielo, Cimbad, Cinclér, Cinthia, Cipriano, Cira, Cirano, Ciriaco, Cirilo, Clara, Clarisa, Claudette, Claudina, Clavelina, Clelia, Clemente, Clementina, Cleo, Cleobert, Cleovina, Clodoaldo, Clodomira, Clorindo, Clotilde, Concepción, Conchetina, Conchetta, Conrado, Constancia, Constante, Constantino, Constanza, Corbiniano, Cornelio, Corrado, Cosme, Crespín, Crisanto, Crisógono, Crisólogo, Crispiano, Crispín, Cristóbal, Crithal, Cunegunda, Cupertino, Curtis, Dafne, Dagoberto, Daidna, Dalal, Dalila, Dalmira, Damaseno, Damián, Dana, Danila, Danny, Danubio, Daría, David, Débora, Defina, Deflín, Deicolo, Delfina, Delfor, Delmira, Demetrio, Denise, Denisse, Diamela, Dina, Diógenes, Dionisia, Diosdado, Divina, Dolores, Dominique, Domitila, Domitilia, Donald, Donatela, Donato, Donna, Doria, Doris, Dorotea, Duca, Dulcinea, Ebelia, Ebundo, Eddie, Edelma, Edelmar, Edgar, Edilio, Edita, Edith, Edmundo, Edna, Edra, Egidio, Egle, Eladia, Elea, Eleazar, Electra, Elenio, Eleusebia, Eleuterio, Elías, Eligio, Elio, Elisa, Elisenda, Eliseo, Elma, Elmo, Elodia, Eloísa, Eloy, Elpidio, Elzéar, Emelina, Emilce, Emiliano, Emily, Emmanuel, Encarnación, Enzo, Epifania, Erardo, Erasmo, Ercilia, Eriberto, Eric, Erik, Ermenegildo, Ermeregildo, Ernestina, Ernesto, Eros, Escolástica, Esculapio, Esmeralda, Esperanza, Estanislao, Estefanía, Estrella, Etelbina, Etelvina, Ethel, Etianne, Eudoxia, Eufenia, Eufracia, Eulalia, Eunice, Eunoico, Euquerio, Eurídice, Eusebia, Eustaquio, Eustolia, Eutimio, Evangelina, Evaristo, Evelia, Evelyn, Everardo, Evo, Expedita, Ezequiel, Fabia, Fabiola, Fabricia, Facundo, Fanny, Farah, Fátima, Fausta, Faustino, Federico, Fedor, Fedora, Fedra, Felicia, Felicidad, Felicitas, Felicity, Felipe, Felipina, Felisa, Felisia, Félix, Fermín, Fernán, Fidel, Filemón, Filomena, Fina, Fionnula, Fiorella, Flavia, Flaviano, Flora, Florén, Florencia, Florentino, Floreu, Florián, Floriana, Florindo, Florio, Fortunato, Francklin, Frida, Frumencio, Fulgencio, Gabino, Gael, Gala, Galileo, Gandolfo, Gaspar, Gasperino, Gastón, Gavino, Gema, Gemma, Gena, Genaro, Genoveva, Georgina, Geraldina, Geraldine, Gerásimo, Germán, Germana, Gerónimo, Gertrudis, Gía, Giannina, Gil, Gilberto, Gilda, Gina, Giovanni, Gisela, Giselle, Gladys, Glenda, Godofredo, Gorgelina, Goya, Gracia, Graciano, Gregorio, Greta, Guadalupe, Gualterio, Guenael, Guido, Guillermina, Gustavo, Guy, Haydee, Heberto, Hedda, Heidi, Helen, Helga, Heliodoro, Heliotropo, Hellen, Helvecia, Heraclio, Heriberto, Hermann, Hermelinda, Hermenegilda, Hermes, Hermilda, Herminda, Herminio, Hernán, Hernaudo, Herodes, Hersilia, Hidelita, Hiela, Higinio, Hilaria, Hilarión, Hildemar, Hildo, Hipólito, Hiram, Hivanna, Honorato, Honorino, Hortensia, Huberto, Hugolino, Humberto, Ibby, Ibis, Idelfonso, Ifigenia, Ignacio, Ileana, Ilka, Imperio, Inca, Inda, Indalecio, India, Inés, Ingrid, Inmaculada, Inocencio, Iñaqui, Irene, Ireneo, Irina, Iris, Irmina, Irupé, Isaac, Isabelle, Isaías, Iselda, Isidoro, Isidro, Isis, Ismael, Isolda, Israel, Itatí, Iván, Ivette, Ivo, Ivonne, Jacinto, Jacob, Jacobo, Jacqueline, Jadín, Jadir, Jael, Jaime, Jairo, Janna, Java, Javiera, Jazmín, Jenna, Jennifer, Jeremías, Jerma, Jeromé, Jerónimo, Jesabel, Jesica, Jessie, Jesús, Jesusa, Jimena, Joaquín, Joel, Johanna, Jonás, Jonathan, Jorina, Josefa, Jovita, Juana, Judith, Julia, Juliana, Julieta, Justiniano, Justino, Justo, Juventud, Karem, Kitty, Laila, Larisa, Laurana, Laureana, Laurel, Lauren, Laurencia, Lautaro, Lázaro, Leandro, Leda, Lena, Lenia, Leocadia, León, Leoncia, Leonigildo, Leopoldo, Leuco, Lía, Liana, Liberata, Libertad, Libia, Lidoro, Ligia, Linda, Lino, Lisa, Lisandro, Livio, Liz, Lizzie, Lodegario, Lonella, Loreley, Lorena, Lorenzo, Loreta, Lori, Lorna, Lorraine, Lourdes, Loyola, Lucas, Lucero, Lucía, Luciana, Lucila, Lucina, Lucinda, Lucio, Lucrecia, Ludmila, Ludovica, Luisina, Luján, Luna, Lupe, Luz, Lydia, Macarena, Macario, Macedonio, Maciel, Mafalda, Magalí, Magda, Magdalena, Magnolia, Maia, Maitrega, Malaquías, Malena, Malva, Malvina, Mamerto, Manfredo, Manuela, Mara, Marcia, Marciana, Marcos, Margot, Marianela, Mariangeles, Maribel, Mariela, Marilina, Marilú, Marina, Marinne, Mariné, Mariquita, Maris, Mariska, Marisol, Marissa, Martina, Martiniano, Mateo, Matheo, Matías, Matilde, Matildo, Maturino, Mauro, Maximiliano, Máximo, Maya, Meinardo, Melaine, Melania, Melchor, Melina, Melinda, Melisa, Menilda, Merced, Mercurio, Meredith, Merlina, Mía, Micaela, Micol, Milena, Milton, Mima, Mimino, Minerva, Minnie, Miranda, Miriam, Mirna, Moisés, Mona, Mora, Morena, Morga, Morgana, Muñeca, Muria, Muriel, Nadia, Nadine, Nairobi, Naomi, Napoleon, Narciso, Narda, Nardo, Natael, Natalena, Natalia, Natan, Natanael, Natasha, Nathan, Nathiel, Natividad, Nazareno, Nazaret, Nazario, Nehemías, Nemecio, Nereo, Nerina, Néstor, Nicanor, Nicasio, Nicéforo, Nicodemo, Nicolasa, Nicole, Nieves, Nilcemar, Nilo, Nina, Ninfa, Ninón, Noé, Noel, Noelia, Norman, Noska, Nunciata, Nyamara, Nydia, Obdulio, Octaviano, Octavio, Odilia, Ofelia, Olaya, Olba, Olegaria, Olinda, Oliver, Oliverio, Olivia, Ona, Ondina, Onésimo, Onofre, Orestes, Orfelia, Orfeo, Orfilia, Oriadna, Oriadnna, Oriana, Orión, Orlando, Osmar, Otilia, Otón, Ovidia, Pacífico, Palmira, Paloma, Pamela, Pancracio, Pandora, Pánfilo, Pantaleón, Partenio, Pascualino, Paul, Paulina, Paulo, Paz, Peggy, Penélope, Peonía, Pepita, Perico, Perito, Perla, Petronilo, Petronio, Petruscka, Pía, Pierina, Piero, Pilar, Pino, Pippa, Plácido, Platón, Policarpio, Polito, Polly, Pompeya, Ponciano, Porfirio, Primo, Priscila, Procopio, Quijote, Quintino, Radamés, Radegunda, Raimundo, Ramiro, Ramona, Ranulfa, Rebecca, Regina, Reina, Remedios, Remigio, Remijio, Renato, Renée, Renomé, Reveca, Reynaldo, Rigoberto, Rina, Rita, Roberta, Robustiano, Rocicler, Rocío, Rodrigo, Rogelio, Rolando, Roma, Román, Romana, Romano, Romeo, Romina, Romualdo, Rómulo, Ronaldo, Roque, Rosalía, Rosalinda, Rosamunda, Rosario, Rosaura, Roselina, Rosendo, Rosina, Roxana, Rubén, Rudecindo, Rufino, Ruperta, Ruth, Sabino, Sabrina, Salomé, Salomón, Salvador, Samantha, Samuel, Sandra, Sandrina, Santina, Santino, Santos, Sara, S
asha, Saturnino, Saúl, Saura, Sauro, Sava, Sebastián, Sebastiana, Secundino, Séfora, Segundo, Selene, Selva, Serafín, Serafina, Serena, Sergio, Severino, Severo, Shadia, Sheila, Sibila, Sibilla, Sidney, Sidonio, Sigfrido, Silvano, Silvestre, Silvina, Simbad, Simeón, Simón, Simona, Sinforiana, Sinforoso, Siricio, Sirio, Sisinio, Socorro, Sol, Solange, Soledad, Solina, Sonia, Stefan, Stella, Sulpicio, Sultana, Suzuky, Sybil, Tais, Talía, Tamar, Tamara, Tancredo, Tania, Tanya, Tara, Tarasio, Tarcisio, Tarsicio, Tatiana, Tea, Telémaco, Telésforo, Telmo, Teo, Teodolinda, Teodora, Teodosio, Teófeno, Teófila, Teófilo, Terry, Tesira, Thelma, Tiburcio, Timoteo, Tomasino, Tomé, Tonino, Torcuato, Toribio, Tránsito, Trinidad, Tristana, Trumencio, Turquesa, Ubaldo, Ulises, Uma, Uriel, Ursula, Ursulina, Vaitiare, Valentín, Valentina, Valeria, Vanessa, Vania, Vanina, Vartán, Venancio, Ventura, Venturino, Vera, Verna, Verónica, Vicentico, Víctor, Victoria, Victoriano, Victorino, Vida, Vilma, Violeta, Virgilio, Virginia, Viridiana, Vito, Viveka, Viviana, Vladimiro, Waldina, Waldo, Walker, Walter, Wanda, Washington, Wenceslao, Wesceslao, Wilma, Wulstano, Xavier, Xenia, Ximena, Xisto, Yamila, Yanina, Yasmina, Yesica, Yolanda, Zach, Zahira, Zazá, Zelmar, Zenaida, Zoe, Zoilo, Zoraida, Zulaida, Zulema, Zully, Zulma.

Consejos de los especialistas sobre cómo detectar a un chico abusado sexualmente.


Teniendo en cuenta la nota que escribiré inmediatamente luego de estos consejos, creo que serán de utilidad a quienes poseen niños y quedan al cuidado de adultos de poca confianza…

Para la médica del Cuerpo Médico Forense de la Justicia Nacional Argentina, Dra. Virginia Berlinerblau, una de las mayores fallas del sistema es que “hay pocos psicólogos, médicos, psiquiatras y ginecólogos entrenados en el abordaje forense del abuso sexual infantil, cuando se trata de una problemática que requiere de gente preparada”.

Sigue leyendo

EL uso del velo… ¿mandamiento?


Extraído de un foro cristiano.

Originalmente enviado por bettelcasadDios

He leido varias posiciones con respecto al uso del velo, pero sinceramente me ha sorprendido tanto ver que algunos hasta dicen que es un mandamiento y el que no lo usemos es una transgresión de la ley, con honestidad nunca vi en la ley de Dios en el AT , escrito que debíamos usar el velo y si es en el NT Jesús hablo de obedecer la ley de Su Padre y de un mandamiento nuevo que reúne todos los antiguos y no creo , pues no he leído toda la Biblia (soy nueva creyente) que El haya hecho referencia a esto,,; se que Pablo lo hizo, pero cuando hablo a las mujeres en Corintios para diferenciar las nuevas convertidas de las mujeres de la calle, pero al final le dice que se dejen crecer el cabello, pues el cabello nos es dado en lugar del velo o me equivoco, si es así disculpen mi ignorancia, que opinan ustedes? Dios los bendiga

Hola Hermana,

Verás…

Te encontrarás con tantas versiones sobre este tema como letras “a” en toda la biblia.

Sólo entrégate con alma, mente y cuerpo a la guía del Señor mediante el poderoso Espíritu Santo que te ha dado para recibir revelación de Dios sobre todas aquellas cosas que te producen alguna duda.

No permitas que la guadaña de la doctrina de hombres te envuelva en los errores en que solemos caer en nuestros primeros pasos.

Aférrate con uñas y dientes a lo que has creído y no permitas que tu fe sea movida por tonterías ajustadas a la mente de quien malinterpreta los escritos bíblicos.

Te envío una gran bendición y ruego al Señor que por todos los medios guarde intacta esta, tu juventud en lo espiritual, que como irás viendo en días sucesivos, encontrará lazos que tiendan a convencerte de que los errores son ciertos y las verdades, mentiras.

No creas a nadie que ponga en duda lo que has creído. Aférrate al Señor y lee Su palabra.

Si bien es necesario que estés involucrada en algún espacio físico en el cual compartir tu experiencia entre otros que afirman creer lo que tú, mantente siempre alerta a las “nuevas corrientes” que quieran arrasar lo que el Señor sembró en tu corazón.

Lo que Dios ha puesto en tu vida es único. Verás que es grato caminar confiando en esa presencia que ahora habita contigo en tu corazón.

Recuerdo que en el momento en que comprendí que Dios, siendo tan inmensamente grande, había aceptado mi arrepentimiento y vino a morar en mi corazón, lloré por horas.

Comprendí que era un simple punto minúsculo en tan gran universo, y sin embargo, por algún propósito que no alcanzaba a comprender del todo en ese momento, Él, Dios mismo, estaba haciendo de mi corazón su habitación.

Es indescriptible ese momento. Guárdalo y cuídalo con tu vida. Pues Él es el único que puede darle verdadero sentido y dirección a tu caminar por este mundo.

Bien, sólo me resta bendecirte y rogarle al Señor que haga de tí una persona útil en Sus manos para llevar el evangelio a toda criatura.