Jesús, el Camino del Éxito


    Cada uno tiene su idea personal sobre Jesús.
    Por más que se nos enseñe de un modo, guardamos ideas que hemos reunido en nuestra mente por diversas experiencias, que nos han dejado una idea determinada (actual, que puede ir cambiando) sobre el verdadero Jesús de la biblia.
    Philip Yancey, en su libro “El Jesús que nunca conocí“, dice acerca de Jesús:

    “En cuanto al aspecto físico, Jesús estaba a favor de los que hubieran sido excluídos de la mayor parte de las iglesias.
    Entre sus contemporáneos, se había ganado una cierta reputación de «bebedor de vino y glotón».
    Los que poseían autoridad, tanto religiosa como política, lo consideraban como un perturbador, como una amenaza para la paz.
    Habló y actuó como un revolucionario, menospreciando la fama, la familia, los bienes materiales y otros elementos que se utilizaban tradicionalmente para medir el éxito.”

    Es bueno muchas veces someter “nuestra” imagen actual de Cristo a la imagen verdaderamente espiritual y bíblica del Señor.
    Es posible que nos encontremos con sorpresas.
    Muy probablemente estemos aceptando cosas, que a Él le hubieran desagradado, tales como:
  • El “éxito” más allá del fruto;
  • La “imagen externa” en vez de la interior (que es la más valiosa);
  • La “adulación a la autoridad” en lugar de una visión bíblica crítica que controle los excesos de la misma.
    Existen muchas cosas para observar de nuestra “fe”.
    El verdadero éxito no consiste en la realización personal en cuanto a aspectos materiales de este mundo, sino que proviene de una relación sin límites, libre y abundante con Aquel que nos ha dado la vida.
    Piénsalo… No estarás perdiendo el tiempo.
    😉
Anuncios